Estos son mis hombres, a los que quiero, no sé cómo serán los tuyos.

cr8huekwcaapgsk

Estos son mis hombres, a los que quiero, no sé cómo serán los tuyos, pero estos corren junto a hembras y gritan pidiendo las lágrimas que les faltaron, a cambio de la voz que a nosotras nos robaron los otros, los que no saben, los que no son, los que no quieren ser por miedo a ver que también tienen cara de hombre y de mujer y de animal y de planta, que todos somos todo, que sin mis hombres, no hay niñas, y sin mis niñas, no hay futuro en la raza humana.

Estos son mis hombres, a los que quiero, no sé cómo serán los tuyos, pero estos quieren criar con el apego que no les dieron y envuelven a sus bebés en su propia piel para sentir lo que es ser padre, los que quieren estar embarazados, y parir con nosotras, y beber de la leche del milagro, y acariciarnos todas las veces y todo el tiempo que queramos. Los que te follan como te tienen que follar, y que haya pelos, haya estrías, haya grasa, ¡qué mas da! Si mis hombres decidieron no soñar con más princesas y ahora sólo se ponen cachondos con las mujeres que si quieren bailar, bailan, si quieren amar, aman, y si quieren volar, pues vuelan.

Estos son mis hombres, a los que quiero, no sé cómo serán los tuyos, pero estos buscan la igualdad que todos nos merecemos, que cuando nos decían débiles, a ellos les decían fuertes, que cuando nos decían objetos, a ellos les decían poseedores, que mientras a nosotras nos decían putas, a ellos les decían maricones, y mis hombres, ya lo veis, son maricones y putas y todo lo que se les ocurra, y son rosas y azules y los colores que inventen, y futbolistas y bailarinas y rebeldes y agricultores, y sobre todo, especialistas en bajar los escalones de sus privilegios y mirarnos a los ojos y quedarse con nosotras. Y olvidar a los otros, y dejarte la palabra, y aprender del silencio y de la calma.

Estos son mis hombres, a los que quiero, no sé cómo serán los tuyos, pero estos reparten el peso cargando las bolsas de la compra, y se ponen el delantal y trabajan sus conductas fregándose el corazón a cada rato porque comprenden y apoyan el tope al que hemos llegado las mujeres a las que no se nos ha dejado ser mujeres, si no pornográficas andantes y sirvientas menospreciadas, y luchan para conseguir que todos volvamos al origen, al útero, a la naturaleza de expresarnos como los seres amables que en realidad somos.

Hoy quiero decirles a los hombres a los que quiero, que no se olviden de que han vuelto para saber descifrar la luna, para entender los ciclos de la tierra, para comer junto a otro hombre, junto a otra mujer, y no utilizar servilletas ni prejuicios, rapándose las tonterías delante del precipicio y recibiendo desnudo el milagro de ser un cuerpo completo, un amigo y un hermano. Quiero recordarles que también saben escuchar y preguntar y responder y liberar, que encarnan a mis mejores amigos, los que han llorado a moco tendido y sin miedo, los que evitan una pelea y dejan a los gallos en el corral de comedias, los que se manifiestan contra el patriarcado porque saben que su interior no puede estar representado por un falo, porque quiero recordarles a mis hombres que también son poesía y educación y brujos de los sueños y venas de unas manos que no pegan.

Qué bonitos mis hombres que no son los otros hombres y que son los hombres de ahora, los que están naciendo, los que escriben una nueva historia, los que quieren saber quiénes son en realidad y descubrirlo con el mundo, los que siempre estuvieron, pero han dejado el escondite y se están multiplicando, que nos quieren mujer, que son faros, compañeros, maestros y niños.

Hoy quiero decirles a los hombres a los que quiero, que estoy con ellos porque he conseguido estar conmigo, que es como estar con todas.

Y que con estos nuevos aliados es mucho más fácil vivir siendo mujeres como las de ahora.

Anuncios

2 pensamientos en “Estos son mis hombres, a los que quiero, no sé cómo serán los tuyos.

  1. Esta prosa es de Noelia Morgana, del Libro “Casi salvaje”.
    Es bueno que pongan a los autores para ser reconocidos, gracias

    Me gusta

    • ¡Hola, Mila! Soy Noelia, jeje. ¡Este es mi blog de textos! ¡Bienvenidaaaaa! Gracias por hacer referencia a mi autoría al pensar que lo había puesto otra persona. Te honra. ¡Un besoteeeee!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s